Tras nuevo acuerdo educativo, sigue reingeniería: Silvano Aureoles

Héctor Tapia

Luego del nuevo acuerdo en materia educativa entre el gobierno federal y el gobierno de Michoacán, que se signó la semana pasada, seguirá un proceso de reingeniería en la educación en el estado, refirió Silvano Aureoles Conejo, gobernador del estado.

En primera instancia destacó que el nuevo acuerdo signado no es lo que se ha llamado federalización educativa, “es otra cosa”, con el que sólo se da garantía a los salarios de los maestros con clave estatal.

La federalización tiene otras implicaciones, que por sus características son más profundos sus efectos, como lo son el esquema de jubilaciones y pensiones, por lo que ello todavía tardará un poco más en concretarse este aspecto, reconoció.

Ahora, con el proceso de reingeniería que sigue, dijo, se estarán revisando también las incidencias que fueron encontradas a partir de los procesos de revisión que se realizaron.

Este nuevo acuerdo fue un “convenio marco” apenas, y que lo que está por venir, los anexos secundarios, es donde se planteará a detalle cómo es que operará de manera detallada el mismo acuerdo, indicó.

“Federalización tiene otras implicaciones, como el fondo de pensiones, tendríamos un serio problema que todavía no hemos encontrado como resolver”, explicó el gobernador michoacano.

Destacó que el gobierno federal es el rector en materia educativa en México, donde “los estados tenemos también responsabilidad en la educación, pero sólo somos concurrentes y coadyuvantes”, por lo que las entidades federativas sólo se ajustan y sujetan a lo que dice la estrategia que se plantee a nivel nacional.

El convenio de hace varias décadas, dijo Aureoles Conejo, este comenzó a modificarse a partir de las presiones locales del magisterio, y también a partir de las deficiencias que se fueron presentando en el camino.

Explicó que a partir del 2000 se disparó el número de plazas con el gobierno estatal, de las plazas automáticas, “y literal al no haber firmado el gobierno de Michoacán” en el 2007 el acuerdo con Felipe Calderón en materia educativa, se dispararon las plazas de carácter estatal, y se llegaron a 37 mil plazas, “sin tener el respaldo financiero, pero sí con cargo al estado”.

Detalló que en el 2014 se reformó la constitución, con la Reforma Educativa, “esa reforma nos permitió contener las plazas automáticas”, dichas modificaciones debieron darse, dijo, “conciliando la nómina” para que pasara a manos de la federación, donde Michoacán cumplía una serie de requisitos, pero no se hizo en su momento por la administración de Salvador Jara Guerrero.

El gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto en ese momento, dijo ante las gestiones del gobernador, que no se podía y que “la ley no permitía” que recibieran a los maestros estatales en la federal, y que “no había manera de que eso se regularizara”.

Durante “esos tres años el gobierno federal estuvo “apoyando” a Michoacán, pero el déficit se generó”, explicó el mandatario ante los medios de comunicación.

Ahora, con este convenio, el centro del mismo es que “está la garantía de pago, pero no es un proceso terminado”, reconoció.

Aún así, con este paso, “se le quita una larga y pesada loza al gobierno del estado”.

“Ha habido distintas voces que dicen muchas ocurrencias, siempre hablamos de un déficit, no significa que tienes todo el dinero disponible”, es decir, que el recurso que ya pagará el gobierno federal, no significa que sea de Michoacán.

“Esas versiones son incorrectas, lo que hace el gobierno estatal es dejar de pagar un dinero que nunca tuvo, la narrativa de algunos era que el dinero se usaba en otra cosa, o que no había medidas de austeridad, por eso se generó el problema que nos ocupa”, explicó.

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

MANTENTE CONECTADO

3,434SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

SIGUE LEYENDO