Insiste Tena Flores en reanudar diálogo con Rectoría sobre Pensiones; hay avances de 90%, dice


Raúl López Téllez

Un 10 por ciento de propuestas por analizar, restaría para un eventual escenario de acuerdo con la Rectoría en torno a la reforma al Régimen de Pensiones y Jubilaciones en la Universidad Michoacana, señaló Eduardo Tena Flores dirigente del Sindicato Único de Empleados (SUEUM), quien insistió en la negativa del gremio a la misma y reiteró la exigencia de pagos en salarios y prestaciones retenidos a cambio de avalarla.
En rueda de prensa en conjunto con otros referentes sindicales, al exhortar por segunda ocasión al rector Raúl Cárdenas Navarro a reanudar como Comisión Mixta el análisis de los cambios que plantea la autoridad universitaria al sistema vigente, el líder sindical señaló a pregunta expresa que en ese 10 por ciento se incluye su negativa a avalar la reforma ante la Junta de Conciliación y Arbitraje, condición que establece la federación, al igual que los acuerdos de que no se violentarán los derechos de los jubilables y de los trabajadores con menos de 25 años de servicio, “que se escriban”.
Tena refutó al rector acerca de que no se les retiene su salario, como afirmó Cárdenas en rueda de prensa del pasado miércoles, al señalar que si no es así entonces libere los pagos sin condicionarlos a firmar la reforma a Pensiones, como ya lo hicieron las dirigencias de los sindicatos de Profesores y de Trabajadores (SPUM y STUMICH, respectivamente), y que en el último caso reprochó a Rectoría considerarlo cuando el convenio con la federación establece que deben participar “plantillas laborales reconocidas”, como es en el caso del SUEUM, que detenta la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo.
De los amparos que anticipó se interpondrían en contra de actos de la Rectoría que lesionen sus derechos, señaló que están en proceso “con toda prisa”, según dijo. Tena aludió a la solidaridad de sindicatos universitarios y las quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Dirección del Trabajo.
Respecto a la salida de suemistas al STUMICH, luego de la promesa de éste de tramitar sus pagos, dijo que “tienen la libertad de irse”, aunque añadió que hay algunos de sus agremiados que lo harán sólo para cobrar y luego retornarán al SUEUM, al igual que dijo que están en espera del laudo para que más de 350 trabajadores de apoyo se incorporen a sus filas.
De la entrevista con el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro, a quien el gremio responsabiliza de querer imponer la reforma en Pensiones, dijo que va con “total desconfianza” y justificó que el encuentro fue promovido por la Federación Nacional de Sindicatos Universitarios (FNSU), y en donde dijo se abordaría la liberación de pagos para los empleados universitarios, a quienes se les ha dejado de pagar dos quincenas y prestaciones de diciembre como aguinaldo, canasta navideña y prima vacacional.
La firma de la reforma en Pensiones se estableció dentro de las cinco condiciones impuestas a la Rectoría en diciembre del 2018 por la federación a cambio de fondos extraordinarios. De 550 millones de pesos necesarios para cubrir adeudos del 2019, el gobierno federal ya liberó 275 millones, los que se dispersaron a pagos del SPUM, STUMICH y trabajadores de confianza.
En cuanto a la solicitud de instalar de nueva cuenta negociaciones, dijo que se avanzó “un 90 por ciento” en las dos reuniones celebradas hasta el 19 de diciembre ya no tuvieron continuidad en cuanto se tocó el punto de avalar los cambios ante Conciliación y Arbitraje, lo que implica, sostuvo, comprometer el Contrato Colectivo de Trabajo. Del 10 por ciento restante para cerrar posibles acuerdos, insistió en que de su parte está la negativa a avalar cambios que van en contra del artículo 29 de la Ley Orgánica respecto a la pensión y la jubilación como un derecho de los trabajadores universitarios.
De Cárdenas Navarro, dijo “sólo recibe órdenes y no defiende la autonomía” e insistió en que avalar la reforma por los recursos extraordinarios no salva la situación de la UM, ya que con el presupuesto aprobado por el Congreso para el 2020, tendrá un déficit de mil 300 millones de pesos.
En el evento se contó con la participación de Antonio García Ahumada, quien con una tendencia crítica a Tena Flores encabeza la sección de jubilados del SUEUM, quien apeló a la unidad pese a las diferencias en estos momentos que viven los trabajadores universitarios. Llamó a defender al sindicato ya que con ello, “se defiende el Contrato Colectivo de Trabajo” y no permitir la reforma en Pensiones, al igual que señaló reservarse el derecho en todo momento de impugnar las decisiones de la dirigencia que encabeza Tena.
Los representantes de la CNTE, Salvador Almanza, y del Frente de Sindicatos de Educación Media Superior y Superior (FESEMS), Fernando García, manifestaron por su parte su apoyo al SUEUM en la defensa del salario y las pensiones.

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

MANTENTE CONECTADO

3,440SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

SIGUE LEYENDO